Socioacústica

Lo social se halla en la base de lo sonoro, ya que para que exista, o más bien, ocurra un sonido es necesaria la conjunción de una serie de variables y constantes de índole fisiológica, física (atmosférica, espacial, arquitectónica) y social/cultural. La interpretación y construcción social de un sonido es tan importante como su producción y propagación física o su transmisión neurológica. Sin un sistema de interpretación que sirva de marco para entender y jerarquizar los fenómenos sonoros no es posible su existencia.

A tenor de esta reflexión, tres nociones son fundamentales a los textos y reflexiones que aquí aparecen: socioacústica, sociofonía y acustemología

Socioacústica: del latín “socialis” (pertenenciente a la comunidad”) y del griego clásico “akoustikós”, a su vez de “akoúein” (oír). Literalmente “oír en comunidad” o “oír lo que pertenece a la comunidad”. Teórica subdisciplina de la acústica que se ocuparía de las cuestiones sociales relacionadas con la percepción, interpretación, producción y transmisión de los sonidos.

Sociofonía: del latín “socialis” (pertenenciente a la comunidad”) y del griego clásico “phoné” (sonido, voz). Literalmente “sonido producido en comunidad”. Hablamos de fenómenos sociofónicos como un subconjunto particular de los fenómenos sonoros. A saber: aquellos producidos e interpretados en sociedad/comunidad.

Acustemología: del griego clásico “akoustikós”, a su vez de “akoúein” (oír) y de “logía” (estudio, tratado), a su vez de “logos” (palabra). Neologismo propuesto por el antropólogo Stephen Feld que alude a los valores y jerarquizaciones epistemológicos relativos a la escucha y/o producción de sonidos por un grupo social o individuo. En este sentido hablamos de la extracción acustemológica de un grupo o sujeto en particular.

CC BY-NC-SA 4.0 en todos los textos y materiales propios de esta página

Advertisements